Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

Viperina y el jardín de la muerte: desenredando listones dorados

 


Atención

Viperina tiene una misión: deshacer el nudo del listón dorado que se atoró en el árbol del jardín de la muerte para que así, Hada, su hermana, pueda ser liberada.

0
Posted Septiembre 11, 2016 by

 
Lee
 
 
  • Por Paloma López/ÁgoraGDL

La agrupación La Nao de los sueños, dirigida por Adrián Nuche, representó, en Viperina y el jardín de la muerte, el tema de la muerte y el duelo. La obra, una adaptación del texto de Pascal Brullemans, fue presentada ante más de 130 espectadores en el Teatro Alarife como parte de la Muestra Estatal de Teatro Jalisco 2016,  a través de animaciones, títeres, sombras y atmósferas sonoras.

Viperina decide, para el día de su cumpleaños número nueve, liberar las cenizas de su hermana, Hada, en el río para salvar a su familia.

Todo está de cabeza desde que tú te fuiste. Mamá se fue y papá se hace el zombi. Sólo al ver tu urna sobre la chimenea parece estar aquí”, le dice Viperina a su hermana.

Sin embargo, Hada y el narrador, un tipo flacucho y sombrío que acompaña la obra desde el inicio, le dicen a Viperina que, cuando Hada murió, el listón dorado que colgaba de su trenza se atoró en el árbol de la muerte y para liberarla sería necesario que un vivo deshiciera el nudo. Entonces la misión de Viperina se convierte en atravesar el jardín de la muerte para liberar su hermana, quien rima todo después de haber muerto.

Viperina y el jardín de la muerte volverá a temporada los sábados y domingos de octubre y noviembre de 2016 al Teatro Experimental de Jalisco, según anunció el elenco al final de la función de la MET Jalisco.

En el transcurso de la aventura, Viperina desaparece del mundo de los vivos. La directora de la escuela, la policía y su padre, quien tiene un listón dorado amarrado en su muñeca derecha, buscan a Viperina y mientras, ella cruza el jardín “lleno de huesos y tierra de lombrices”, junto con su hermana y la mismísima muerte. Se enfrentan a un perro de tres cabezas que caza vivos y se dicen una verdad que caló hasta en los espectadores: Viperina quería dejar ir a su hermana, porque ahora que ella cumpliría los nueve años (edad en la que Hada murió), no quería tomar el lugar de su hermana y tampoco quería vivir por las dos: quería que Hada desapareciera.

Finalmente Viperina escala el árbol de la muerte, libera el listón y cae desde lo alto, pierde el conocimiento y despierta frente al río, donde al principio pensaba liberar a Hada. Su papá llega y, después de una discusión, acceden a liberar a Hada. Detrás de ellos, la Muerte y Hada se toman las manos. Caen las cenizas, Hada sonríe, desaparece. El silencio es profundo; segundos después, vienen los aplausos.


ÁgoraGDL Info

 
Información directa con ÁgoraGDL Periodismo + teatro en Guadalajara


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.