Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

Morir (o no) con sentido del humor

 
 
Overview
 

Género:
 
Director:
 
Autor:
 
Foro:
 
Domicilio: Prisciliano Sánchez casi esquina con Camarena, a la vuelta del Templo Expiatorio
 
Precios: $100 general y $80 con descuento
 
Horario: Domingos 22 y 29 de julio, 18:00 horas
 


En pocas palabras

¿Puede una simple decisión, una circunstancia sencilla, modificar toda una serie de calamidades? Ésa es la pregunta que lanza Morir (o no), el montaje que un grupo de estudiantes de la UDG presentará por última vez este domingo 29 de julio. Morir (o no) es un trabajo elaborado por alumnos de quinto semestre de la […]

0
Posted Julio 29, 2018 by

 
Qué hay que saber
 
 

¿Puede una simple decisión, una circunstancia sencilla, modificar toda una serie de calamidades? Ésa es la pregunta que lanza Morir (o no), el montaje que un grupo de estudiantes de la UDG presentará por última vez este domingo 29 de julio.

Morir (o no) es un trabajo elaborado por alumnos de quinto semestre de la licenciatura en teatro  de la Universidad de Guadalajara, bajo dirección de la actriz y profesora Lucía Cortés. El texto original es del catalán Sergi Belbel y se volvió muy popular desde su adaptación al cine en el año 2000. Para esta versión tapatía, fue sometido a ajustes que no alcanzan a esconder un riesgo de la
obra original: el de instalarse en una cierta moralina
antes de liberarse gracias a su efectivo sentido del humor.

En la obra, a lo largo de siete cuadros, varios personajes sufren situaciones de vida o muerte. Vemos a una guionista enfrentada a una crítica muy dura, a un heroinómano que no quiere aceptar la ayuda que le ofrece su familia, a un paciente de hospital que no alcanza el botón de alarma, etcétera. En el montaje de los estudiantes de la UDG, esta organización queda remarcada por elementos como cortinillas de música y, sobre todo, el gesto de encender una luz para distinguir a cada escena. El espectador debe esperar hasta la mitad de la obra para saber por qué esta secuencia ha sido marcada con
tanto énfasis.

Otra advertencia para el espectador: éste es un trabajo de estudiantes y, por tanto, debe esperar un desempeño desigual de parte de los jóvenes actores. Los hay, por supuesto, muy inmaduros aún, son repetidos los problemas de dicción y volumen, y el tono del montaje no ayuda a los menos experimentados: al presentar a personajes en situaciones límite (tan fatales como, bueno, la muerte), hay momentos en que el exceso caricaturiza la acción. Otros en cambio logran orden y matices atractivos; el domingo 22, por ejemplo, podría subrayarse el trabajo de Danae Rico, única actriz solitaria en su escena, y el de Brenda Galán, que debe interpretar a una niña rodeada de adultos muy complicados.

 

Danae Rico, en una escena de Morir (o no). Foto: Ágora TeatroGDL.

Porque, aunque al principio no lo parezca, Morir (o no) es una comedia, y es lamentable que el humor (mejor dicho, el sentido de la ironía) no sea más parejo a lo largo del montaje; de hecho, cuando el tono cómico por fin sube a los ojos del espectador, la obra cambia y se vuelve mucho más interesante que en su larga sección melodramática.

¿Por qué ir a ver una obra hecha por estudiantes? Primero, porque los últimos dos
meses han sido una buena temporada para demostrar cuán activos andan los jóvenes de las escuelas locales —desde los jovencitos de Kiwi, pasando por los del combo de obras cortas A la mierda el mundo, hasta el solvente trabajo Las tremendas aventuras de la Capitana Gazpacho— y, segundo, porque estas prematuras muestras de talento teatral han revelado algunos aciertos muy prometedores, buenas noticias para el futuro.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.