Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

Inmolación: dos niños solos en internet

 

 
Overview
 

Género: ,
 
Director:
 
Actores: ,
 
Autor:
 
Productor:
 
Otros Creativos:
 
Mes:
 
Foro:
 
Domicilio: Estudio Diana: 16 de Septiembre y Mexicaltzingo, en el edificio del Teatro Diana
 
Precios: $100 general, $80 estudiantes, maestros y tercera edad. Promoción: 4x3 comprando en taquillas
 
Horario: Sábados 19:00 horas y domingos 18:00 horas
 
Temporada: Segunda temporada en febrero de 2016
 
El voto popular
00


User Rating
no ratings yet

 


En pocas palabras

Dos adolescentes que se conocen sólo por internet se ayudan en donde nadie más puede ayudarlos: sus proyectos de suicidio.

0
Posted Febrero 6, 2016 by

 
Qué hay que saber
 
 

Cuando tienes mucho que decir pero parece que a nadie le importa, internet se convierte en un gran amigo: un aliado maravilloso para conocer a gente que no te juzgará, esa que, cuando le cuentes que vas a suicidarte, en lugar de darte el obvio discurso emotivo te explique cómo colgar la cuerda del techo para que no se rompa, qué pastillas de verdad funcionan, cómo harán tú y tu avatar para tener éxito en una empresa solitaria. Nora y Jorge Luis están así de solos. Sería sensacional que se conocieran fuera de internet, aunque quién sabe si se dirigirían la palabra: él es un muchachito algo geek que sufre acoso escolar; ella es una niña algo fresa con dilemas sentimentales. Pero en internet sí se conocen y van a ayudarse, de forma que no haya vuelta atrás.

Así es Inmolación, el provocador texto del dramaturgo mexicano Enrique Olmos de Ita en el que explora una de las facetas más complejas de la personalidad de un adolescente: la soledad y la incapacidad de ser escuchado, ante la perspectiva de un posible suicidio. Y también, un clavado a un mundo en donde la única vía de diálogo es internet, paradójicamente aislado y silencioso.

La productora tapatía Más Teatro se encarga de un montaje que llega a su segunda temporada durante febrero de 2016, en una elaborada puesta en escena con sólo dos actores —Scarlet Garduño y Alan Gutiérrez— que emplean numerosos objetos para construir ese diálogo cibernético en el que se encontrarán Nora y Jorge Luis a través de sus personalidades digitales.

Scarlet Garduño en una escena de Inmolación. Foto de Yorch Gómez.

Scarlet Garduño en una escena de Inmolación. Foto de Yorch Gómez.

El complicado texto original de Olmos de Ita supone un riesgo para cualquier grupo de teatro que pretenda llevarlo a escena: la obra es de hecho una serie de monólogos que ilustra el aislamiento de los dos personajes principales, y éstos nunca se encuentran en el mismo espacio aunque pasen por dilemas similares. ¿Cómo ilustrar el encuentro que les permite internet?

 

“No eres un adulto, pero tampoco eres un niño, y entonces no encajas. Es muy bonito razonar todo eso desde la escena”

 

Bajo la dirección de Fausto Ramírez, Garduño y Gutiérrez echan mano de la utilería y la escenografía para salvar la distancia de las comunicaciones digitales y exhibir cuán íntima o ajena puede resultar una amistad desde esa perspectiva. El reto es el de hablar, si eso es posible, el lenguaje cotidiano de un adolescente. Y eso supone un desafío actoral específico.

El director Fausto Ramírez lo llama “épica de los monólogos”, explican sus jóvenes actores: “Cómo hablar desde el lenguaje cotidiano de un adolescente, pero encaminarlo a esa parte de la historia: el hecho de que estos dos jóvenes quieran suicidarse. Más que un ejercicio físico, pasamos la escena con Fausto y reflexionamos con él, para revisar todos los elementos de narraturgia que tiene el texto”.

Alan Gutiérrez en una escena de Inmolación. Foto de Yorch Gómez.

Alan Gutiérrez en una escena de Inmolación. Foto de Yorch Gómez.

Y aunque esto implica encontrarse con una parte “dolorosa” de la adolescencia que está ilustrada en el texto, los actores aseguran que el proceso ha sido divertido: “Me habría encantado, si hubiera habido, ver teatro para adolescentes cuando yo lo era”, cuenta Scarlet Garduño. “Creo que no se tomaba en cuenta antes a un adolescente: no eres un adulto, pero tampoco eres un niño, y entonces no encajas. Es muy bonito razonar todo eso desde la escena: ‘Ah, claro: cuando yo era adolescente me pasaba esto y esto’. Es muy divertido por los recuerdos que me trae y por los encuentros con otros adolescentes: ahora veo a mi hermana y sus amigas y las estoy analizando todo el tiempo”.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)