Periodismo y teatro en Guadalajara

 


Tres hombres que se odian y el pato schnauzer que los acompaña

 
 
Lo básico
 

Género:
 
Director:
 
Actores: , ,
 
Clasificación:
 
Autor:
 
Foro:
 
Mes:
 
Domicilio: Calzada Independencia y Calzada del Campesino, junto a la entrada del Parque Agua Azul
 
Precios: $150 general, $120 con descuento
 
Horario: Jueves y viernes, 20:00 horas, durante mayo de 2018 y hasta el 1 de junio
 
Temporada: Estreno en mayo de 2018
 


En pocas palabras

Tres hombres adultos y la oportunidad de sanar viejas heridas familiares: ¿hará falta un poco de ternura para que se permitan hacer a un lado el orgullo y el rencor?

0
Posted Mayo 25, 2018 by

 
Qué hay que saber
 
 

Un hombre descubre que le quedan 50 días de vida y entonces recuerda que tiene familia: un hermano delincuente al que hace años que no le dirige la palabra y un padre, que es un notario corrupto, a quien ni siquiera querría acercarse. Los tres hombres se desprecian, pero quizá el lazo familiar los haga repensar ese viejo odio.

En “Pato Schnauzer”, montaje de Eduardo Villalpando que tiene temporada jueves y viernes de mayo y hasta el 1 de junio de 2018, estos tres personajes exhiben ante el público cómo duele restaurar los lazos familiares rotos. Los tres están solos, cada uno tiene su vida, ninguno necesita nada de los otros. ¿Qué pasaría si se dieran una oportunidad de reencontrarse?

Pato Schnauzer está basada en un texto de Saúl Enríquez, bien conocido en Guadalajara por varias obras escritas para adolescentes. Pero otro asunto común en sus obras es el humor, uno cargado de negrura que confronta al espectador con las facetas más lamentables de los personajes, aunque busca que también simpatice con ellos. Algo de esto pasa en esta obra, donde el escritor Matus, su miserable hermano Roque y el repulsivo papá notario se esfuerzan por que tengamos por ellos una pésima opinión… y terminamos queriéndolos.

Cualquier persona que alguna vez, digamos, se haya peleado con un pariente de modo que se dejaron de hablar, encontrará en Pato Schnauzer una obra que le habla directamente, con un humor que mueve a la carcajada tan solo porque sirve para disimular las lagrimitas. En el montaje tapatío que estrenó en mayo en el Teatro Experimental de Jalisco, Darío Roca y José Jaime Argote interpretan a los dos hermanos, mientras la figura del padre, a cargo de Marco Aurelio Hernández, los contempla sentada al fondo del escenario.

El director Eduardo Villalpando se decidió por una exposición directa y de un realismo austero: todo es explícito, hasta la escenografía, que se ve como el marco de una casa. Pero además propone una narración directa, que incluso subraya las transiciones entre acontecimientos: los actores se “congelan” al terminar una escena y suena el segundero de un reloj.

Pato Schnauzer cumple con ofrecer entretenimiento. Pero luego, quizá, para algunos espectadores falte “algo”, que no lo dan la claridad de los elementos en escena, la solvencia de los tres actores (particularmente José Jaime Argote, quien consigue dotar de gracia y de algunos valiosos matices a su personaje) ni el simpatiquísimo patito que da nombre a la obra. Quizá falta gravedad, peso, intensidad en el encuentro entre los personajes: todo parece transcurrir sin obstáculo y así también van resolviéndose los conflictos. Ni siquiera algunos guiños de la dramaturgia —Matus, por ejemplo, aparece en escena para darnos a entender que está narrándonos la historia— accidentan el espectáculo para colocar alguna duda.

La obra no decepciona, pero quizá a algunos espectadores les parezca muy mecánica; sin embargo, es justo decir que lo mejor de la obra está en la relación que construyen a veces los personajes y que eso es, por supuesto, resultado del buen encuentro entre los intérpretes que produce momentos conmovedores y hasta dulces. Ojalá que el público la disfrute, en lugar de que termine por extrañar la diversión y la ternura que los personajes muestran cuando aparece el patito.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.