Periodismo y teatro en Guadalajara

 


Todo lo que hay que recordar en Nuestra Señora de las Nubes

 
 
Lo básico
 

Género: , ,
 
Director:
 
Actores: ,
 
Clasificación:
 
Foro:
 
Grupo: ,
 
Mes:
 
Domicilio: Tomás V. Gómez, entre Justo Sierra y Avenida México
 
Precios: $120 general y $90 descuento
 
Horario: Jueves de mayo de 2018, 20:00 horas
 
Temporada: Primera temporada en mayo de 2018
 


En pocas palabras

El montaje de Cultura Mercadológica e Iberazteca sobre el texto de Arístides Vargas está por fin en temporada, con muchos, muchos elementos que equilibrar en una breve puesta en escena

0
Posted Mayo 18, 2018 by

 
Qué hay que saber
 
 

Una y otra vez, cuando se habla del dramaturgo argentino Arístides Vargas (1, 2, 3), la palabra “exilio” aparece repetida, y se evoca la tristeza de quien padece ese destino. Que esta idea atraviese la abundante obra de este autor de teatro nacido en los años cincuenta no es extraño, dado que la vivió en carne propia; lo curioso es leerlo y comprobar que, texto tras texto, su visión del exilio va ocupándose de detalles diferentes: los más crueles y viles o los más nostálgicos, y entre ellos los más graciosos, en el mejor sentido de la palabra.

Nuestra Señora de las Nubes concentra todas esas perspectivas. Es uno de sus textos más populares y, además, la base del montaje que realizaron en Guadalajara dos empresas productoras: la española Iberazteca y la mexicana Cultura Mercadológica. El director español Juanma Molina trabaja con los experimentados actores locales Judith Hernández y Humberto Fuentes para presentar a más de una decena de personajes que cuentan la historia de un país diezmado por el exilio de sus habitantes. Los dos principales, Bruna y Óscar, rearman el pasado de Nuestra Señora de las Nubes sin más recursos que sus propios recuerdos, pero, como corresponde a una patria latinoamericana que se respete, uno no sabe qué partes de la memoria son reales y cuáles son fantásticas.

El director Juanma Molina asegura que cualquier montaje que pretenda retratar este recorrido memorioso depende sobre todo de excelentes actores que sepan dotar de matices, de contrastes y de diversidad a la puesta en escena. En el montaje tapatío que se presenta los jueves de mayo en el Teatro Vivian Blumenthal, queda muy claro que Humberto Fuentes y Judith Hernández tienen recursos y tablas.

El problema es que en Nuestra Señora de las Nubes hay a partes iguales recuerdos graciosos, simpáticos, nostálgicos, dolorosos, indignantes, violentos y fantásticos. Son muchas cosas que combinar y equilibrar, y además el argumento no solo no es lineal, sino que se inclina hacia lo surrealista. Entre música, cambios de luces y efectos de vestuario, los actores derivan más de una vez hacia lo melodramático y a gestos expositivos, o bien hacia lo abiertamente humorístico. No es que nada de eso sea malo, pero a veces implica desaprovechar los matices más graves de un texto que tiene mucho de crítica realista.

Sin embargo, por la misma razón es justo decir que Nuestra Señora de las Nubes tiene varios momentos en que conecta con el público, precisamente gracias a que los actores se divierten en escena. Es muy difícil no “conectar” además con público tapatío cuando dos personajes entrañables lamentan las desapariciones forzadas en su patria; o recuerdan a madres de un país cuyos hijos les fueron arrebatados; o deploran una nación de políticos que han normalizado la corrupción hasta el ridículo.

Este breve trabajo es ideal para un ratito de entretenimiento (para adolescentes y adultos) las noches de jueves; le quedan dos funciones, a las 20:00 horas, y el grupo de artistas estará muy contento de intercambiar opiniones con usted. Nomás un favor enorme: apague el celular.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.