Periodismo y teatro en Guadalajara

 


Teatro cercano a tus cromosomas

 

 
Lo básico
 

Género:
 
Director: ,
 
Actores: ,
 
Clasificación: ,
 
Foro:
 
Grupo:
 
Productor:
 
Mes: ,
 
Domicilio: Lerdo de Tejada 2485-B, colonia Arcos Vallarta, Guadalajara
 
Precios: $120 general y $100 con descuento (personas con alguna discapacidad, además de estudiantes, maestros y adultos mayores con credencial)
 
Horario: Dos funciones diarias: 19:00 y 20:30 horas los sábados; domingos a las 17:00 y 18:30 horas
 
Temporada: Estreno en marzo y abril de 2015: sábado 28 y domingo 29 de marzo, sábado 11 y domingo 12 de abril
 
El voto popular
00


User Rating
1 total rating

 

Lo mejor


¡Vota! Así más gente conocerá las opiniones del público.

Lo mejorable


¡Vota! Así más gente conocerá las opiniones del público.


En pocas palabras

Un hombre y una mujer cualesquiera dentro de una relación de pareja, que los define, pero quizá no más que sus genes. Experimentación de Teatro Próximo en El Forito de Lerdo de Tejada.

1
Posted Marzo 27, 2015 by

 
Qué hay que saber
 
 

Separados del público por un escalón y un par de metros de distancia, XX y XY sufren de un solo golpe todas las explosiones del amor en Cromosomas, una puesta en escena sobre una dualidad inscrita en nuestro código genético: la vulnerabilidad de las relaciones de pareja.

Escrita y actuada por Manuel González y Marimer Espinoza, Cromosomas es la historia de una pareja que, sin mayor denominación que su condición genética, busca representar la universalidad. “Los cromosomas son tu género, hombre y mujer. No es algo que le pase a una sola pareja”, explica Marimer Espinoza.

“La obra trata de cómo al estar con alguien se puede modificar tu forma de ser y hasta tu entorno. De cómo a veces no sabes si seguir ahí por la comodidad y la costumbre o enfrentarte, terminar con eso, seguir, encontrar a alguien más y comenzar todo de nuevo”.

La trama está expuesta en una estructura que los actores llaman cubista, por superponer distintos momentos en el tiempo. XX y XY aparecen en el principio del fin de su romance. A la siguiente escena la convivencia podría estar muy deteriorada y a la que sigue se les ve completamente bien.

“En todos los aspectos existe una consecuencia de estar con alguien, tanto física como mental”, afirma Manuel González. “Estos seres están transitando juntos y a la vez siendo víctimas de lo que están construyendo”.

Cromosomas es teatro no formal, con una estructura narrativa no convencional (sin inicio, desarrollo y final) y con escenografía minimalista. “Nosotros nos enfocamos en lo que los actores pueden dar. Ése es el trabajo en sí”, afirma la actriz, quien hace hincapié en la necesidad del actor de sentir aquello que está representando para poderlo transmitir. Eso hace que los 50 minutos de Cromosomas sean agotadores emocional y físicamente, coinciden.

Los actores aseguran que la obra tiene escenas sencillas pero profundas y que invitan a la reflexión; por ello es recomendada para adolescentes y adultos, enfocada a las parejas, aunque, al no tener escenas fuertes ni explícitas, pueden también asistir niños.

Teatro Próximo

Cromosomas es la primera puesta en escena de Teatro Próximo, un proyecto que Manuel González y Marimer Espinoza gestaron hace dos años, mientras estudiaban teatro en la Universidad de Guadalajara, como un experimento que fusiona lenguajes audiovisuales y corporales, en un acercamiento a lo cinematográfico.

Teatro Próximo busca ser cercano y próximo a la gente, teatro de formato pequeño e íntimo. “En Cromosomas queremos al espectador ahí, que nos sienta. A El Forito, donde la presentaremos, le caben aproximadamente 50 personas, pero nosotros queremos 30”, explica Marimer Espinoza.

 

 

El teatro tapatío

Sobre el teatro que se hace en Guadalajara, los teatreros comentan:

“Han estado desapareciendo muchísimos lugares interesantes en la puesta teatral en Guadalajara como La Casa Suspendida y Rojo Café, que está a punto de cerrar. Microteatro es algo interesante, un ejemplo de cómo el teatro se adecúa a la gente y al momento. Son obras de 15 minutos, pues ése es el tiempo en que la gente se presta para ver trabajo escénico”, explica Manuel González.

Marimer Espinoza afirma que aunque últimamente en la ciudad hay más teatro, no hay más espectadores. “Sólo cuando hay festivales de danza o teatro, la gente sí va, porque es gratis”. Esas saturaciones de teatros no significan un verdadero apoyo a los teatreros, quienes no reciben compensación económica ni seguidores dispuestos a pagar por otros trabajos.

 

 


Susana del Real

 


One Comment


  1.  
    Grace
    10

    Excelente nota





Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.