Periodismo y teatro en Guadalajara

 


Esprín breiquer: viaje a Cancún y ríase de tres cuarentones

 

 
Lo básico
 

Género:
 
Director:
 
Actores: , ,
 
Clasificación:
 
Autor:
 
Otros Creativos: ,
 
Foro:
 
Mes: ,
 
Domicilio: Teatro Vivian Blumenthal: Tomás V. Gómez, entre Justo Sierra y Avenida México
 
Precios: $120 general, $100 estudiantes, maestros y adultos mayores con credencial
 
Horario: Sábados, 20:00 horas; domingos, 18:00 horas
 
Temporada: Estreno en febrero de 2016; del 20 de febrero al 13 de marzo
 
El voto popular
00


User Rating
no ratings yet

 


En pocas palabras

Tres tipos aferrados a una juventud que ya se les fue protagonizan una comedia sin más pretensiones que la de divertir al público

0
Posted Febrero 19, 2016 by

 
Qué hay que saber
 
 

A veces hace falta este respiro en los temas del teatro: poder reírnos, que vengas a pasarlo bien nada más; esto está hecho para que la gente se divierta (Mauricio Cedeño, director)”

Buscarse a sí mismo, cualquiera puede; tolerar lo que uno encuentre, eso es más difícil. En Esprín breiquer, de Saúl Enríquez, tres varones cuarentones se echan un clavado al mundo de la fiesta y el relajo en Cancún para disfrutar como si fueran jóvenes todavía y, por supuesto, se topan con un retrato de sí mismos tan alegre como la cruda al día siguiente de una noche de spring break.

Pero, por serio que suene el tema de esta obra de teatro, quien ya la vio sabe que no tiene nada de solemne. Esprín breiquer es una comedia con todas las de la ley y su principal objetivo es hacer que el público se ría junto con/a costillas de tres personajes y sus desgracias.

Muchos tapatíos ya lo saben: la vieron cuando se presentó en la Muestra Estatal de Teatro Jalisco 2015, cortesía del grupo regiomontano que la trajo bajo dirección de Carlos Gueta, quien actuaba junto con Santiago Martínez y Alan Durrell. Aunque sólo hubo una función, fue una de las más comentadas: un trabajo preparado, en específico, para que la gente se ría.

Quería que mis amigos, gente que no va al teatro, fueran y salieran de allí diciendo: nos la pasamos bien, qué chido que se hacen estas cosas (Darío Rocas, actor y productor)”

Con ese mismo objetivo en mente, pero también el de presentar un trabajo actoral de calidad y en el que la palabra y la historia tengan el lugar que merezcan, se estrena en febrero de 2016 un montaje hecho en Guadalajara. El director, Mauricio Cedeño, dice que no ha visto ni fotografías de otras versiones. El actor Darío Rocas, productor y primer defensor de la idea de montar Esprín breiquer en Guadalajara, dice que él sí las vio pero que el trabajo tapatío no se parece en nada. Jordi Vall, quien firma como asistente de dirección pero en realidad la hizo de codirector según Cedeño, dice que no importa si la gente ya vio el mismo texto antes.

“Le apostamos a lo actoral y, por supuesto, a la historia. Le apostamos a estos personajes absolutamente absurdos y a contar una historia que puede ser muy divertida”, contesta el director cuando se le pregunta cómo montar una comedia que no tiene más pretensiones.

Cedeño expone que los tres personajes están tratados, actoralmente, como seres con una humanidad auténtica: como los de Chaplin o Cantinflas con los que te ríes de todo, pero, cuando la chica a la que aman los abandona, “por mucho que te haya hecho reír, te lastima, te pega. Yo no espero que el público esté a carcajadas: se va a divertir, va a ver una historia que lo va a entretener mucho. Pero estos personajes cuentan lo que sufren, te hablan de lo que sienten; el público se enamora de ellos”.

Aunque es comedia, también hay muchos golpes en el estómago; todos nos sentimos identificados en algún momento con lo que está ocurriendo allí (Jordi Vall, asistente de dirección)”

Jordi Vall subraya por su parte que lo importante es mostrar al público un montaje hecho con gusto entre un grupo de amigos: “Yo nunca me preocupo mucho, como director, por si la propuesta del montaje le va a gustar al público; si al fin y al cabo habrá 20 o mil personas, cada una va a salir con una opinión diferente: uno, como director, puede volverse loco si trata de gustarle a todo el mundo”.

 


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)