Periodismo y teatro en Guadalajara

 


Así se siente la rabia en Palestina

 

 
Lo básico
 

Género:
 
Clasificación:
 
Autor:
 
Grupo:
 
Mes:
 
Domicilio: Prisciliano Sánchez 790, entre Camarena y Rayón, a tres cuadras del Templo Expiatorio.
 
Precios: Vía inbox al evento de Facebook de la obra.
 
Horario: Miércoles 1 de junio, 20:30 horas
 
Temporada: Tercera función en Guadalajara.
 


En pocas palabras

Segunda incursión del grupo tapatío Ecos Colectivo Autónomo en el teatro sensorial, Palestina explora la rabia de un joven preso político en ese país.

0
Posted Junio 1, 2016 by

 
Qué hay que saber
 
 

Deja que te cubran los ojos y escucha, huele, siente lo que significa ser parte de una nación que no tiene país, haber atestiguado cómo convertían a un pariente en preso político por lanzar una pedrada, tener que callar ante lo que consideras una invasión. Eres mexicano, estás en Guadalajara y, sin embargo, sientes todo: de eso se trata Palestina.

Desarrollada por Ecos Colectivo Autónomo, Palestina es una pieza de teatro sensorial basada en la técnica impulsada por grupos y artistas en México durante los últimos 15 años: apelar a la capacidad las personas para estimular los sentidos que menos utilizan. Muy comunes en las estrategias de sensibilización a la condición de los invidentes y débiles visuales, ideas como cubrir los ojos al espectador mientras se desarrolla el espectáculo tienen un lugar tan especial en el país, que el activo colectivo Sensorama realizó este año un primer Festival Internacional de Teatro Sensorial en la Ciudad de México.

En Guadalajara, Palestina es el segundo trabajo de Ecos, tras desarrollar Ecos de nuestro pasado, basado en La visión de los vencidos de Miguel León Portilla. Según cuenta Fish Rodríguez, uno de los actores y productores de Ecos, en ambos casos el grupo ha comprobado la gran capacidad de la técnica no sólo para conmover, sino también para atraer al público a las historias que quieren contar.

Rodríguez es, también, el que propuso la historia de Palestina al colectivo: él mismo vivió en ese país del Medio Oriente durante un semestre y allí recogió la historia de Mahmoud, un joven detenido a los 16 años de edad por lanzar una piedra al militar que acababa de matar a su mejor amigo.

“Se trata de compartir la rabia de Mahmoud: un camino entre prisiones, adentro del campo, encerrado entre los muros. Toda la historia se desarrolla en el campo Aida, un campo de desplazados palestinos, pero dentro de su mismo país. Tiene su magia cerrar los ojos y que tú te imagines todo ese mundo, pero además está la parte de no quedarnos con pequeñas historias, sino de entender que en Palestina no hay una final para la historia”.

No es fácil, sino, por el contrario, puede ser una experiencia intensa, sobre todo porque el grupo decidió dejar en la obra alusiones a la violencia que rodea la vida de Mahmoud y otras personas.

La experiencia, sin embargo, es dramática, afirma Rodríguez: “Te transportas a otro lugar cuando escuchas la rabia de Mahmoud”.

Palestina ha tenido tres funciones: una en el barrio de Santa Tere y otra más en un estreno formal dentro del Iteso. Dura entre 40 y 50 minutos y Ecos pide al público “ir bien dispuesto y con mucha paciencia”. Por esta vez, tendrán una sola función en el Foro Periplo, el miércoles 1 de junio.

Ecos desde niños hasta adultos

Integrado por 12 personas, Ecos Colectivo Autónomo llega a tres años de vida con Palestina como su segundo montaje. Lo forman actores con edades desde ocho años hasta más de 50, todos encargados de las responsabilidades diferentes de los montajes. Ecos de nuestro pasado, su primer montaje, ya se presentó en la Ciudad de México y prepara un viaje a Chiapas.

Y que se acaban los boletos

El Foro Periplo avisó vía Facebook que se agotaron los boletos para Palestina. El grupo no ha confirmado las fechas de sus próximas funciones.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.