Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

Un niño y una oca juegan y luchan juntos contra el miedo

 

 
Lo básico
 

Precio: $60 general los sábados, $80 general los domingos y $60 con descuento los domingos
 
Horarios: Sábados y domingos, 13:00 horas
 
Temporada: Estreno en septiembre de 2015 y hasta el 11 de octubre de 2015
 
Edades:
 
Director:
 
Elenco: , , ,
 
Otros Creativos: , , , ,
 
Grupo:
 
Foro:
 
Género:
 
Autor:
 
Mes:
 
El voto popular
00


User Rating
no ratings yet

 

Lo mejor


Dinos si te gustó...

Lo mejorable


...o si encontraste algo a mejorar.


En pocas palabras

Una historia sobre la violencia doméstica se convierte en un recuerdo de cómo la imaginación, la amistad y el juego son armas para resistir. Debut de Karina Hurtado en la dirección con una historia familiar.

1
Posted Septiembre 10, 2015 by

 
Lo que debes saber
 
 

Mauricio es un niño que quiere ser Tarzán, Teeka es una oca que querría volar libre, ninguno de los dos es dueño de sus decisiones. De hecho, ambos son víctimas de una casa cercada por las tormentas. Mauricio sufre lo que hoy llamamos violencia doméstica y que antes tenía otros nombres, aunque posiblemente ninguno sea suficiente para bautizar por lo que pasa un niño que padece una situación de esta naturaleza. Pero Mauricio y Teeka están juntos, y juntos resisten, o intentan resistir, al miedo a las tormentas.

La historia de la oca fue la primera obra para niños que escribió el dramaturgo canadiense Michel Marc Bouchard, conocido en Guadalajara entre otras cosas porque escribió el texto de la obra El camino de los pasos peligrosos. Centrada en la relación entre Mauricio y el ave que se vuelve su amiga, la obra revisa la imaginación de un niño que resiste a la violencia en su vida familiar y que resulta, como descubre a la postre, en su vida adulta, eficaz al punto de que le permite sobrevivir, no sin heridas, por supuesto, pero al menos con la capacidad de seguir hablando de lo que le pasó.

Hablar de la violencia contra los niños es precisamente el objetivo de la compañía que convierte La historia de la oca en un espectáculo de títeres: Ánima Escénica, recién fundada con Karina Hurtado, quien igualmente debuta como directora con este proyecto. La acompañan su partner de varios trabajos en la compañía Luna Morena, el actor Andrés David, y tres jóvenes intérpretes que también animan a los dos personajes principales de la historia: Andrea Belén Sánsa, Nancy Arámbula y Manu García.

El grave problema en cuestiones sociales como éstas es que se queden escondidas, que queramos decir como sociedad que no existen, que ya no pasan”

“El teatro no soluciona problemas; en todo caso, puede ponerlos sobre la mesa”, resume Andrés David, en entrevista, cuando se pregunta al elenco acerca de la pertinencia de una obra de teatro que hable al público de cualquier edad sobre la violencia doméstica. “Los artistas no podemos lograr mucho, pero tan sólo hablar es importante; es decir, que éste, por ejemplo, no siga siendo un tema tabú, que no sea crea que son temas que ya no existen o superamos. Si abrimos el tema podemos hablar de él, y eso significa que en algún momento, si alguien, tras ver la obra, puede hablar del tema, esto ya no se queda conmigo”.

Un equipo bastante grande

Además de los grandes títeres que protagonizan La historia de la oca, la directora Karina Hurtado convocó a un equipo grande de creativos para hacer realidad el espectáculo. La cineasta Rita Basulto se encarga de la producción de los títeres y la utilería y la jazzista francesa-tapatía Nathalie Braux coordina la banda sonora del espectáculo, que incluye a un coro de niños que grabó una pieza para la obra y a los músicos Onier Bacallao y Héctor Aguilar, entre bastantes personas más.

La directora Karina Hurtado añade a la lectura dos principios rectores del trabajo: la honestidad acerca de la visión optimista en la fortaleza de los niños y el esfuerzo por romper los patrones que un niño violentado podría repetir; y recuerda, al respecto, el caso de los cinco menores de edad de Chihuahua acusados de asesinar a Christopher, un niño de ocho años con el que jugaban al secuestro: “A mí me ha movido mucho lo que ocurre en el país, y por ejemplo, en un tema así, qué es lo que viven esos niños: violencia en su casa, están reproduciendo patrones”.

Con el teatro no vamos a cambiar el mundo, pero sí podemos generar, a partir de nuestro quehacer, una reflexión profunda”

“La cuestión está en romper el hilo, en no seguir reproduciendo patrones de comportamiento, como los de la violencia”, añade Andrés David. “Qué tenemos que hacer en nuestro círculo familiar para reproducir patrones positivos o más amables para que, queremos creer, en el futuro podamos funcionar mejor como sociedad”.

El actor Manu García subraya el carácter de Mauricio como niño: un personaje vulnerable, pero, al mismo tiempo, dueño de una fuerza muy singular. “Mauricio nos comparte su historia, su juego y sus deseos, lo que quiere como niño, porque, a pesar de que está viviendo una situación bastante difícil, no deja de ser un niño, que busca jugar, fugarse, hacer otras cosas. Nos lo comparte, pero desde una visión muy sutil, con un hilo de esperanza. Me parece muy interesante que es un texto canadiense pero resuena en México: es un tema universal y puede funcionar en Siria, en Palestina, en donde quieras. Es una visión muy acertada del dramaturgo, cómo hablar de una problemática tabú, muy fuerte, pero para cualquier público; un niño de ocho años va a cacharlo, va a decir ‘yo sé de esto’, igual que un señor de 70″.

De hecho, recuerda la directora, la obra “también tiene que ver con la alegría de vivir y la alegría de hacer teatro. Pensando, justo, en la sociedad mexicana, en nuestra cultura hay una relación muy fuerte con la violencia, el machismo o la violencia en la familia nos parecen muy naturales. Lo importante es poder hablar, ponerlo en la mesa, ver qué le sucede a este niño”.

El estreno de La historia de la oca tiene la intención de convocar a público de todas las edades: niños, por supuesto, pero familias sobre todo. El elenco encargado de animar a los títeres se queda al final de cada función dispuesto a platicar con el público que lo desee. Su primera temporada se extiende hasta los primeros días de octubre.

 

Nancy Arámbula: debut en equipo grande

La joven Nancy Arámbula tiene con La historia de la oca su primer contacto con el mundo de los títeres, un espacio en el que sus compañeros Andrea Belén y Manu García ya tenían alguna experiencia, y en el que Karina Hurtado y Andrés David son autoridades en Guadalajara. Además le toca ser parte de un amplio equipo de creativos en un espectáculo breve, pensado para un público familiar, pero con ambiciones temáticas y estéticas muy grandes.

El reto no la amilana: “El equipo es muy grande, pero yo no me he sentido menos, hay mucho apoyo de parte de todos. (Actuar a través de un títere) no es nada diferente en cuanto a transmitir las emociones. A veces me pongo a pensar: si llego a lograr que el títere reaccione conforme a lo que yo estoy sintiendo, el títere vuela, pero también es como llevar esa diferencia, marcar esa pauta: el títere es el que tiene que estar vivo; es un compromiso muy grande. La dirección de Karina realmente es impecable, es exigente, es muy clara; difícil ha sido porque yo no tengo ninguna experiencia con títeres; es un universo completo, hay mucho más que explorar”.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


One Comment



Leave a Response


(required)