Periodismo y teatro en Guadalajara

 


Los niños de la Ferro hacen teatro porque les gusta

 

 
Lo básico
 

Precio: Gratis
 
Horarios: Domingo 8 de febrero, 11:00 horas, Ex Convento del Carmen; lunes 9 de febrero, 17:00 horas, Centro Cultural La Ferro
 
Temporada: Dos únicas funciones, resultado del taller en el Centro Cultural La Ferro
 
Edades:
 
Director: ,
 
Grupo:
 
Foro: ,
 
Autor:
 
Mes:
 
El voto popular
00


User Rating
1 total rating

 

Lo mejor


Interesante trabajo como resultado un largo taller de teatro hecho por niños y por niñas, al amparo de Alas y Raíces y la Secretaría de Cultura Jalisco

Lo mejorable


¡Tú nos dirás! Da tu voto.


En pocas palabras

El taller de teatro hecho por niños y niñas que dos actrices ofrecen en la Colonia Ferrocarril presenta dos funciones con sus resultados

1
Posted Febrero 8, 2015 by

 
Lo que debes saber
 
 

¿Qué le gusta a los niños de la colonia Ferrocarril? Fácil: las nieves. Lo que no les gusta también ya lo saben: que a veces hay “mariguanos” fumando afuera de sus casas, y que a veces hay quien se mete a robar a sus escuelas. Pero también les gusta que a lo lejos escuchan pasar al tren, que seguramente es mágico, y sobre el cual viajan otros niños como ellos: los migrantes que van rumbo al norte. ¿Y alguien ubica a la Ferrocarril como un foco rojo de seguridad? Pues a los niños de allí les gusta vivir en un foco rojo, cómo no.

Todo lo que los niños de la Ferrocarril dicen que les gusta, y también lo que no les gusta, forma parte del espectáculo de teatro El sur viaja en tren, que prepararon junto con las actrices y directoras Edith Castillo y Viridiana Gómez, y que presentarán en dos únicas funciones este domingo y este lunes.

Viridiana y yo trabajamos hace mucho tiempo en A la deriva y tenemos una idea muy clara y firme de ver con respeto el trabajo para los niños; pero acá, además, ellos son los que hacen la obra; nosotras debemos ponernos en el papel de ellos y tratamos de abordar toda la obra mediante el juego”. — Edith Castillo, actriz y directora de El sur viaja en tren.

Se trata, en realidad, de un proyecto de teatro hecho por niños y niñas amparado por el programa nacional Alas y Raíces y con apoyo de la Secretaría de Cultura estatal, y sobre todo es parte de los resultados de dos años de trabajo en el Centro Cultural de La Ferro, cuenta Edith Castillo. Y la intención del proyecto no es convertir a los niños de la colonia en actores expertos, sino darles herramientas con el teatro para que desarrollen su expresividad y su creatividad.

Castillo y Gómez añadieron un insumo extra a su trabajo con los niños de la Ferro: la participación del dramaturgo hidalguense Enrique Olmos de Ita, quien se entrevistó con los integrantes del taller y colaboró para ponerle al orden al texto de la nueva obra.

Añadido después de que vimos el espectáculo El resultado es un experimento tan entretenido como rico en contenidos: los siete niños que trabajan en el escenario de El sur viaja en tren saben que deben cumplir con una serie de convenciones y un trazo específico, pero, sobre todo, se divierten mientras explican cómo es vivir en su colonia y cómo la gran tentación que significa el tren consiste en que va llena de personas y de niños que pueden ser sus amigos.

No hay, en ningún caso, evidencia de que las directoras buscaran privilegiar la convención escénica por sobre la oportunidad para jugar: los errores, el niño que se adelanta o la niña que se queda atrás, las reacciones de todos los niños cuando escuchan a la gente reírse o aplaudir en medio de una acción, forman parte del trabajo que presentan, sin embargo, con un claro compromiso por llevarlo desde el principio hasta el final con decoro. Y aun así, no son ellos mismos, los niños, el espectáculo, sino la historia que cuentan.

Los siete actores dejan claro desde el principio que no hay cuarta pared. Le explican al público que es imposible vivir cerca del tren sin imaginar viajes. Así que se embarcan en uno y conocen a los viajeros de Centroamérica, y luego, cuando ya se han convencido de que deben contar su historia en una obra de teatro, invitan a un “gordo y feo” dramaturgo que se llama Enrique Olmos de Ita (y el susodicho aparece en escena para documentarse) y cuidarse de que no quiera robarles la impactante anécdota que ellos tienen lista.

El viaje termina con un trabajo en el que los niños se convierten en otros niños, los que viajan sobre la “Bestia” rumbo a Estados Unidos o vieron sus vidas afectadas por el viaje de sus familiares. El espectáculo dura un poco más de 30 minutos y tendrá sólo dos funciones: la del domingo 8 de febrero y otra más, el lunes a las 17:00 horas, en el Centro Cultural Oblatos del Ayuntamiento de Guadalajara, ubicado en San Isidro Oblatos muy cerca de la Avenida Artesanos (aquí está la ubicación en Google Maps) La Ferro, de la Colonia Ferrocarril. ¡Aquí está la ubicación, para que veas que te queda cerca en el Macrobús!


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


One Comment



Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.