Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

“La verdad es que el teatro ya es lo que menos me importa”: Susana Romo en el segundo año del FITPA

 

 
Datos
 

Textos:
 
Foro:
 
Fecha: ,
 


Atención

La directora y actriz, fundadora del festival internacional que congrega en Guadalajara a artistas para bebés, dice subrayar su convicción de emplear al teatro como herramienta de encuentro y convivencia

1
Posted Julio 1, 2017 by

 
Lee
 
 
“Es muy conmovedor ver a mamás y papás que es la primera vez que van a un hecho escénico, es la oportunidad para ellos de vivir algo significativo a partir de la respuesta de los niños. Los papás también necesitan herramientas para la crianza y para asistir a este tipo de espacios, donde los bebés viven espacios de libertad y amorosos”

Susana Romo miraba el lunes pasado, en el Centro Cultural de la Consti, una de las funciones de teatro para bebés dedicada a papás y bebés de barrios de la ciudad, cuando una de las mamás se le acercó y le preguntó: “Bueno, ¿y cuándo vas a ir al centro cultural de la Nuevo México?”. Susana buscó con la vista a uno de los coordinadores de la Dirección de Cultura municipal de Zapopan, que volteó y prometió: “Ya va a haber, ya va haber”.

La creadora del Festival Internacional de Teatro para los Primeros Años (FITPA) está convencida de que gestos como ésos, que se repiten cada vez que algún espectáculo de teatro para bebés se encuentra con nuevo público, es una señal de que hay una necesidad real en Guadalajara, o quizá en el país: crear teatro para bebés no es, afirma, ni sólo explorar una veta de este lenguaje artístico ni sólo expandir las posibilidades de trabajo de los artistas.

Es, sobre todo, atender a un público al que nadie había atendido antes: bebés con papás. Que a veces no sólo no pueden pagar un boleto de teatro, o viajar hasta el Teatro Experimental de Jalisco. A veces, ni siquiera saben dónde está el populoso Parque Agua Azul, en donde se levanta el edificio del teatro de la UdeG.

El problema es que llevar teatro a cualquier espacio no es sencillo. En ésta su segunda edición, de junio y julio de 2017, el FITPA logró presentar funciones en La Consti y en El Vergel de Tlaquepaque; para el sábado 1 de julio tomará el Parque Agua Azul con una intervención escénica, y además visitó una de las más marginadas colonias de todo Jalisco: el pequeño asentamiento de El Rehilete, de Zapopan, invitado por la bailarina Melody Stefanie, quien sostiene allí el proyecto para niños Danza con el alma.

Por eso, cuando el personal de Cultura Zapopan se acercó a responder: “Ya va a haber”, Susana Romo confirmó que el FITPA había dado un paso: gobiernos municipales como los de Zapopan y Tlaquepaque y otras instituciones están ya convencidos de que el teatro para bebés merece respaldo.

Hacer visibles a los niños

“El festival no es sólo el espectáculo”, afirma la directora y actriz que trabaja con el grupo tapatío A la Deriva. “Es este esfuerzo de visibilizar a los niños en todos lados y el impulso de políticas públicas para que reciban atención integral. No puede quedarse en una función de teatro; falta discutir sobre políticas públicas. (…) La necesidad existe; cómo respondemos a esa necesidad: con información, con más investigación”.

 

Lo que encontramos en El Vergel y La Consti son familias que no salen de esa zona: había que ir hacia allá. La visibilización tiene que ver con eso, con que los bebés no están sólo en el Centro de Guadalajara”

Romo defiende al teatro para bebés como un recurso más para conseguir que la vida social, en general, voltee a mirar a los niños pequeños como sujetos de derechos, alrededor de los cuales, por ejemplo, se decida desde cómo se va a diseñar una banqueta o cómo deben abrir las puertas del transporte hasta cómo debe funcionar un museo. O, por supuesto, si los niños pueden ser público, y público de teatro en concreto.

En torno a las discusiones que han atestiguado A la Deriva y otros creadores para bebés en el país hay toda clase de polémicas: algunas de ellas proceden de artistas que aseguran que los bebés no sólo no son público, sino que ni siquiera tienen capacidad mental suficiente para apreciar un espectáculo; otras, por ejemplo, subrayan que al Teatro Degollado del Centro tapatío se prohíba la entrada a menores de ocho años de edad.

A Romo y los artistas convocados por el FITPA desde 2016 le interesan, en todo caso, las polémicas del segundo tipo: las que apelan a tener discusiones públicas desde la altura —literal y metafórica— de un niño chiquito.

“Con el FITPA Hemos logrado cosas: en la Muestra Nacional de Teatro ya se discutió sobre los bebés; para esta segunda edición recibimos invitados que vienen porque quieren desarrollar actividades en sus estados; teníamos que traer a maestros que reforzaran el discurso escénico”, cuenta, mientras la escuchan los pioneros del género en el país, Adrián Hernández y José Agüero, integrantes del grupo Teatro Al Vacío.

“La verdad es que el teatro es ahora lo que menos importa”, completa la directora, entre risas. “El teatro ya no es para mí lo principal; es una herramienta para el encuentro y el convivio. Lo importante es que haya actividades que congreguen a más papás y bebés. Aprendimos que ahora hay que ir a buscar a los bebés; a donde sea vamos a ir”.

 

España, un antecedente sobre impacto en políticas públicas

Colaborador del FITPA y de A la Deriva Teatro desde ¿Dónde está Isabela?, primera obra para bebés desarrollada en Jalisco, el actor Oz Jiménez afirma que hay al menos un ejemplo de trabajo de teatro para las primeras infancias que consiguió incidir en políticas públicas. Ocurrió en España, con apoyo de grupos como Teatro Paraíso —que visitó el FITPA 2016—.

“A partir de ese año consiguieron sumar a compañías de teatro para crear un protocolo sobre las artes escénicas para los primeros años: cómo debía disponerse al público, qué medidas de seguridad debía haber… Lo empujaron hasta que lograron que llegar a los diputados para que los niños tuvieron garantías de acceso en centros culturales”.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


One Comment



Leave a Response


(required)