Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

“Creo que todos los niños, de diferentes edades, son audiencias fantásticas”: Roberto Frabetti

 

 
Datos
 

Textos:
 
Compañía:
 
Origen:
 
Fecha: ,
 


Atención

El respetado artista para los primeros años visita Guadalajara por el II Fitpa 2017 en medio de su interés por crear redes de colaboración para impulsar el teatro para los más pequeños

0
Posted Junio 27, 2017 by

 
Lee
 
 

Roberto Frabetti habla con Susana Romo, directora local y fundadora del Fitpa. Foto: ÁgoraGDL.

En el Fitpa

Girotondo, espectáculo de La Baracca, dará funciones el martes 27 y el miércoles 28 de junio a las 17:00 horas, en el Teatro Experimental de Jalisco.

Roberto Frabetti dirigió un show hace tres años, El Piave murmuraba, acerca de los soldados caídos en una célebre pero también cruenta batalla de la Primera Guerra Mundial. Era un espectáculo para muchachos de 11 a 15 años de edad. “Teatro lleno de adolescentes” es una definición que suena a un desastre de ruido, desatención y caos juvenil. Pero Frabetti vio cómo una de las actrices salía a decirle al público: “Ésta es una historia sobre el silencio: shhh”, para que la sala entera se quedara en silencio por tres largos minutos. El público estaba atento.

El respetado artista italiano de teatro ha visto escenas similares una y otra vez en sus 42 años de trabajar para el público más joven, desde los niños de unos meses hasta los adolescentes. Dice que, si bien no es fácil, es posible encontrar la clave no para secuestrar la atención de los niños, sino para establecer un diálogo de verdad con ellos, porque “la cuestión es que podemos hablar y entendernos”.

Hoy con 63 años de edad, Frabetti es una autoridad del teatro para la primera infancia. Asentado en Bologna, es uno de los fundadores de la cooperativa La Baracca, consagrada a estos públicos y con más de 150 espectáculos desde 1976. La compañía es emblemática por impulsar el arte para los públicos más jóvenes en vinculación con el sistema escolar de la ciudad; desde 1995 opera el teatro Testoni Ragazzi, con cartelera exclusiva para niños y jóvenes.

El director, actor, escritor, productor y gerente, además, dirige la red europea Small size, big citizens, dedicada a difundir teatro para las primeras edades, y es uno de los responsables de la Asociación Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes (ASSITEJ).

Frabetti visita Guadalajara por el II Festival de Teatro para la Primera Infancia (Fitpa), en donde ofrecerá una clase maestra a artistas locales y en donde La Baracca presentará la obra Girotondo.  En ese contexto, ofreció una entrevista en la que se resistió a resumir en anécdotas su interés por el trabajo con niños, pero también detalló su emoción por crear nuevas redes de colaboración. “He sido muy afortunado”, dijo: “He visitado varios sitios este año y siempre es una experiencia muy importante, porque puedes conocer gente diferente, en diferentes contextos, pero siempre hay un punto en común, que es que siempre es posible crear una red de trabajo juntos”.

 

Con tantos años trabajando en el teatro para niños, ¿cómo vive usted la experiencia de visitar una ciudad en donde este tipo de teatros son tan jóvenes?

Quizá en este momento la situación en Guadalajara es que este teatro es muy joven, pero es cuestión de tiempo: es posible que mañana ustedes hayan corrido más que yo y tengan que esperarme a mí. Es un asunto de timing; todos tenemos algo que dar, y todos ganamos mucho porque hay una red de trabajo. Un festival como éste (el Fitpa) por eso es tan importante, es otra estación en la red: este año estoy yo, el año que viene serán otras personas; esto es un continuo abrir de puertas.

 

Después del primer Fitpa, hubo una polémica en México acerca de si los bebés son público de verdad. ¿Usted alguna vez enfrentó esa clase de discusiones?

¡Siempre! Es continua, la he visto mucho en todos estos años. Fui a un festival en Eslovaquia en octubre, y había un viejo hombre de teatro que decía: “No, esto no es teatro, ellos no son público”. ¿Y por qué no? La Baracca ha producido 36 espectáculos, hemos presentado más de cuatro mil funciones, hemos tenido estilos muy diferentes; hemos visto que un niño puede estar 40 minutos sentado y más que atento, porque son como un escáner: no van a perderse nada.

Yo sé que en Bologna somos muy afortunados… Si quieres hacer crecer al arte para niños, debes tener colaboración con gobiernos, para tener garantía de continuidad. En ASSITEJ hay una campaña por el Día Internacional del Teatro para Niños y Jóvenes que dice: ‘Lleva a un niño al teatro’. Es de verdad una gran meta. Pero no lleves al niño al teatro una vez en su vida, o una vez al año, sino de forma continua, y dale calidad profesional. En Italia hicieron un análisis y encontraron que 71% de los niños nunca ha ido al teatro…”

En la videoconferencia que dio el año pasado para el Fitpa, usted hablaba de una atención silenciosa.

El silencio de un chico que tiene dos años o menos es una condición natural: no tiene la costumbre de verbalizar, no es necesario que hable. Un niño a esa edad es un explorador, es alguien que lo explora todo. El año pasado estuvimos en una escuela en donde el maestro invitó a todos los niños, incluso a los más pequeños, y yo actué ante unos 50, y había un grupo de 11 niños por debajo de un año. Estaban sentados en el piso y de repente me miraron, y fue increíble para mí: ¡pum!, ¡tan concentrados! Cuarenta minutos. Nada de sonrisas, nada. Cuando te mueves, puedes observar todos los ojos siguiéndote, constantemente, todo el tiempo. Termina el show, estoy desmontando, voy a decirles adiós a los niños más pequeños; era el momento en que en el grupo estaban listos para comer, estaban sentados en una mesa que era como una media luna, y entro y siento 22 ojos siguiéndome. Pasamos un largo rato mirándonos a los ojos, con la misma atención…

“Si son público de teatro o no, para mí, eso no es la pregunta. ¿Cuándo es el momento para que lo sean? ¿A los tres años, a los diez, a los quince? ¿Cuándo es el momento? A edades diferentes, el acercamiento debe ser distinto. Eres un ser humano y tienes necesidades distintas; creo que todos los niños, de diferentes edades, son audiencias fantásticas. Claro que ésa es sólo mi opinión”.

 

¿Cuándo decidió La Baracca que su público serían niños?

Siempre: La Baracca sólo hace teatro para niños. En mi vida, sólo he trabajado para niños; nunca he hecho shows para adultos.

 

¿Alguna vez lo dejaría?

Sí, cuando decida dejar de trabajar. Es que de verdad es uno de los mejores trabajos del mundo. No hay muchos trabajos que te permitan hoy estar en Guadalajara y quizá, el mes pasado, estuviste en Sudáfrica.

 

Así que lo recomienda como profesión…

¡Si tienes la fortuna, claro…! Pero también, si tienes la fortuna de sostenerlo. El de La Baracca es un caso raro. Cuando empezamos, en los años setenta, hubo una explosión del arte para niños. No éramos para nada los mejores en Bologna; decidimos buscar una idea para darle continuidad, fundar la cooperativa, hablar con la Municipalidad… Sólo había un teatro en Bologna; hubo una diputada interesada en el tema, convencimos a la Municipalidad de abrir un segundo teatro, sólo para niños… Fue casual, estuvimos allí. Yo podría recomendarle a cualquier artista este trabajo, es un trabajo fantástico, pero, por favor, hazlo paso a paso: sigue soñando, pero mantén los pies en realidad.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.