Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
ESTE MES
 

Aranwa: dar vida al objeto para hacer melodías en el aire

 

 
Datos
 

Textos:
 
Compañía:
 
Origen:
 
Foro:
 
Fecha: ,
 


Atención

El grupo chileno fue el encargado de cerrar el II FITPA 2017 con una función de su espectáculo musical

0
Posted Julio 3, 2017 by

 
Lee
 
 

Tres protagonistas y una historia unida por la música: Melodías en el aire, de la compañía Aranwal, de Chile, se encargó, con doble función, de clausurar el II FITPA, el domingo 2 de julio en el Teatro Experimental de Jalisco.

Atrapar a un público de primera infancia y a sus acompañantes hasta generar silencio, y que se logre apreciar cada sonido del escenario propuesto por los objetos escénicos con los que contaban los actores, fue la manera en que la obra empezó; las escenas cortas mantuvieron el ritmo y el tono de la obra, con relatos sobre buscar sonidos en todo.

Los actores contaron la obra por medio de movimientos corporales, pequeños bailes, silbidos, balbuceos y toda clase de sonidos vinculados al aire. Los tres protagonistas buscaron contar la historia de los diferentes géneros musicales con algo que distinguiera sus lugares de origen, desde articular unas palabras en portugués, hasta bailar y tocar algo de samba, tocar música oriental y utilizar ademanes de geisha, tocar y representar la diversidad musical de salsa o jazz, entre otros ritmos que forman parte de la variedad musical que hay en el mundo. Estas melodías llegaban del aire.

A través de historias cortas, la danza e interacción con la escenografía, cada actor transmitió que atreverse a buscar y a hacer cosas nuevas no es tan malo como puede parecer, y que al hacer esto se pueden compartir al aire esas melodías con las personas que te rodean.

La música en vivo fue ejecutada por un actor de la obra: él daba los instrumentos a los otros actores, quienes también los ejecutaban: acordeón, flauta, xilófono, claves, pandero, entre otros. Cada que alguno entraba en acción, los niños y los acompañantes no despegaban la vista de “eso” que se escuchaba, volteaban para buscar los instrumentos.

La iluminación fue un elemento importante, ya que las luces tenues con colores pastel y los oscuros atrajeron la atención sobre cierta parte del escenario y esto ayudó a los actores a centrar la atención del público a una acción u objeto específico; podían ejecutar los movimientos de los instrumentos o la utilería desde un trampolín o un espejo hasta plumas y, con esto, dar vida a todo lo que estaba en el escenario.

Al concluir la obra los actores invitaron al público a jugar con la escenografía, la utilería, los instrumentos musicales y con todo el espacio, dejando así que los niños de tres meses de edad a seis años se atrevieran a hacer eso que ellos experimentaron al actuar esta obra.


Viridiana Quintero

 
Estudiante de Sociología, estudiante de talleres de actuación y colaboradora en ÁgoraGDL.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.