Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
0
Posted Agosto 5, 2017 by Iván González Vega in Cartelera
 
 

José Clemente Orozco era un gran payaso: la explicación, en el cierre del Festa



Resulta que José Clemente Orozco fue un payaso. En estos tiempos hay que aclarar: dicho en el mejor de los muchos divertidos, provocadores, fantásticos y punzantes sentidos de la palabra. El célebre artista guzmanense se divertía con su trabajo, colocaba fábula y bromas en sus famosos murales, convertía su obra en una abierta pero divertida crítica para su tiempo. Dicho en resumen: un gran payaso.

 

La compañía local de circo Bravísimo, la productora Oniric y más artistas de circo y clown de la ciudad quieren subrayar esa visión en un espectáculo que dedicarán a subrayar algunos detalles de la biografía de Orozco: La estirpe de los titanes, inspirado en los famosos murales que dejó en edificios de Guadalajara y en los que exploraba su opinión de que los descendientes de dos poderes conquistadores —uno aventurero como el de la España del siglo XV y otro central como el de los aztecas— debían ser como los gigantes mitológicos.

Pase por su boleto a las 6:00 pm

La estirpe de los titanes se presentará en una única función en el Teatro Degollado este sábado 5 de agosto a las 20:00 horas. Los boletos son gratuitos, pero es importante llegar temprano para recogerlos, por el cupo limitado del foro. Según la Secretaría de Cultura, estarán disponibles desde dos horas antes de la función.

La estirpe de los titanes es el cierre del Festival de las Artes de Jalisco, el Festa, un programa de actividades artísticas dedicado a la producción artística de los municipios. Este sábado 5 de agosto se presentará por primera vez en el Teatro Degollado, en una función gratuita —hay que pasar temprano por los boletos— que promete mezclar teatro, circo, clown y otras disciplinas escénicas.

Fragmento del mural “Hidalgo, circo político y Fuerzas tenebrosas” (1937), de José Clemente Orozco. Imagen: orozcovive.com

El homenaje evidenció su contenido desde el principio, cuenta Juan Méndez, director del espectáculo: “En El carnaval de las ideologías, al lado del Hidalgo del Palacio de Gobierno, Orozco pintó políticos vestidos de payasos: los disfraza de bufones y dice que con las ideologías manipulan al pueblo. Al investigar nos damos de que era un payaso: era un crítico, polémico, doble sentido, caricaturista. Entre más revisas sus obras, más significado les encuentras, y fuimos viendo en varias imágenes vínculos con el circo. Tenemos un número de trapecio a dúo con Malinche y Cortés, romántico, que nos habla de la fuerza y de la belleza, pero también de cómo los españoles empezaron a vencer a los mexicas. Orozco plantea que el mexicano ya es la mezcla de dos razas de titanes”.

Méndez señala que al frente del espectáculo está el trabajo de varias compañías locales de circo —incluyendo a Circo Dragón y Cirko Alebrije— que convierten números circenses en evocaciones de la obra de Orozco, junto con una escenografía que recuerda a la cúpula del Instituto Cultural Cabañas, animaciones, música en vivo de la banda Pneumus y un “guía” para el público: el respectado actor Jesús Hernández como el propio Orozco.

Este personaje habla con los textos de la autobiografía del muralista, que confirmaron las hipótesis de los cirqueros. “Allí dijimos: es un payaso. Es que todo el tiempo se burla de todo. ‘Dicen que perdí mi mano ganando batallas, cuando en realidad la perdí jugando con pólvora de niño; dicen que fui un héroe de la Revolución, pero en verdad ni estuve, me la pasé pintando…’; él mismo va subiendo y bajando y eso inspira los textos”.

El público podrá ver un espectáculo que se convierte en un viaje dentro de las obras de Orozco, que se espera que sea apto para un niño igual que un adulto, o bien para un fan del circo contemporáneo tanto como para alguien que no lo conozca. Además, explica Juan Méndez, la intención es que el trabajo viaje después a otros municipios, para que más personas lo conozcan.

Jesús Hernández y el asombro mutuo

El circo contemporáneo tapatío pasa por uno de sus mejores momentos, pero Juan Méndez subraya que su cercanía con el teatro le permite intercambiar saberes. Para el integrante de Bravísimo, un gran ejemplo llegó con los ensayos de La estirpe de los titanes y la presencia en ellos del experimentado actor Jesús Hernández: “Cuando llegamos al foro él ya tenía una hora allí, ensayando, vocalizando, preparando sus textos, y lo vimos repasar y estábamos impresionados de todo lo que sabe, de por qué todos lo respetan. Pero luego, cuando empezaron los artistas de trapecio y de circo, lo vimos y él estaba feliz, asombrado por lo que hacían los cirqueros”.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)