Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
0
Posted Junio 17, 2017 by Iván González Vega in Noticias
 
 

Los jóvenes están despiertos; los adultos debemos generarles espacios: Maribel Carrasco


Es una conocida dramaturga mexicana bien presente en la escena contemporánea gracias a su trabajo para niños y jóvenes, incluyendo textos que han tenido montajes a cargo de grupos de Guadalajara, como Niño de octubre, de A la Deriva Teatro. Invitada al II Encuentro de Estudiantes de Teatro (ENTE), cuyas actividades pudo revisar, Maribel Carrasco concedió una entrevista sobre su contacto con los artistas jóvenes convocados a este espacio.

 

¿Cuál es su impresión de tener un público integrado por estudiantes en un taller de dramaturgia?

Es muy halagador que me hayan invitado, porque yo aprendo muchísimo de los jóvenes. Venir a dar un taller para estudiantes de teatro es mucho más provechoso, también, porque ya manejan ciertos elementos, es más fácil entrar con algunos conceptos. Pero lo que más me gusta, lo que me impresiona, es que éste es un espacio único en el país: es maravilloso que se hacen los desmontajes, hay talleres, hay pláticas con los chavos, y yo creo que se aprende muchísimo de esto; me habría encantado de joven haber venido a estos encuentros.

“Estos espacios, justamente, son los que han logrado que Jalisco sea uno de los estados más fuertes a nivel de teatro. Acabo de estar en el Encuentro del Teatro del Interior (en Lagos de Moreno) y también: el trabajo que está haciendo la Secretaría de Cultura es maravilloso; la gente que está allí, Gabriela Escatel y todo su equipo, mis respetos. Ojalá que estos programas los puedan reproducir en otros estados, sería magnífico. Ayer, por ejemplo, estaba en el desmontaje y no hay nada de lo que uno pueda aprender más que de otros, que ya llevan camino trazado; que un estudiante pregunte: “¿Y cómo le hacen para conseguir el dinero para la producción?”, son cosas importantísimas, porque en las escuelas no nos lo enseñan mucho”.

 

Ayer en el taller les preguntaba: ¿qué les inquieta? Y gran parte de ellos me decía: el futuro. El futuro nos vulnera a todos, porque no sabemos qué va a pasar, pero a los jóvenes yo creo que aún más, ante la realidad que están viviendo”

Es costumbre ver al teatro como un trabajo más oficioso que profesional…

Todos los apoyos institucionales, que por supuesto han mejorado mucho la actividad de los artistas, en otros países de Latinoamérica no existen; faltan, claro, porque somos muchos, pero esto de pronto también ha subrayado la posibilidad de que muchos grupos y artistas dependamos del gobierno, y la cuestión de trabajar a nivel independiente, híjole, se dificulta muchísimo. Sin embargo, hay esfuerzos magníficos, extraordinarios, yo pienso que son sobrevivientes del teatro: grupos independientes, compañías, espacios independientes, que hacen trabajo titánico y muy respetado. Ayer y antier en los desmontajes, los grupos que se han presentado, hombre: los esfuerzos que hacen son impresionantes, e igual que los chavos estudiantes puedan ver esto, que digan; “Ah, sí, salimos a la nada, pero hay gente que está delante de nosotros y que ya empezó a hacer cosas”, y que vean que sí se pueden hacer cosas independientemente del gobierno.  Ayer en el taller les preguntaba: ¿qué les inquieta? Y gran parte de ellos me decía: el futuro. El futuro nos vulnera a todos, porque no sabemos qué va a pasar, pero a los jóvenes yo creo que aún más, ante la realidad que están viviendo.

 

Usted es uno de los primeros integrantes del Sistema Nacional de Creadores que viene al ENTE. ¿Es posible llevar esta experiencia a otros lados del país?

Muchos de nosotros sabemos de este encuentro, y pienso que solamente falta más difusión a nivel nacional, pero creo que el trabajo que se hace aquí, con el ENTE, o en la Secretaría de Cultura estatal, tiene ecos a nivel nacional. No sólo lo pienso yo, sino muchos creadores escénicos, que Jalisco es una potencia nacional a nivel teatral.

 

¿Es un buen antecedente que sean jóvenes quienes aprovechan estas iniciativas?

Definitivamente. Creo que la labor que se hace con los jóvenes es justamente generarles espacios, tratar de ofrecerles espacios y herramientas para que puedan seguir creando, resignificando su realidad, para que podamos crear un lenguaje y una comunicación entre distintas generaciones. De pronto nos aislamos, no solamente entre grupos, sino las generaciones de teatristas. Yo, por ejemplo, que soy de una generación pasada, digamos que me siento de una vieja generación, me aíslo y me voy hacia mi generación, y no volteo a ver lo que están haciendo los chavos. Pienso que en lugar de eso hay que voltearlos a ver y estar con ellos, porque a nosotros, los de otras generaciones, nos compromete a arriesgarnos a crear nuevas dramaturgias, no quedarnos en nuestra zona de confort. Estas islas, de pronto, no sólo provocan aislamiento, sino también que se enriquezca el teatro.

“A veces la gente dice: es que los chavos de ahora están en el relajo, o como dormidos. Yo no creo en eso; hace poco escribí un artículo sobre esto y creo por supuesto que están despiertos, en espacios como éste veo que están dispuestos a generar nuevos universos, nuevos imaginarios. Sólo que justamente nosotros, los adultos, tenemos que generar espacios”.

 

Y después faltará que el país les corresponda.

Claro, porque justamente el Gobierno tiene la obligación de generar estos espacios, de generar que más generaciones continúen creando nuevas narrativas de la realidad; el día en que este país deje de consumir imaginarios y narrativos para sintonizar la realidad, ese día estamos acabados.

 

Al teatro mexicano lo ha distinguido en los últimos 20 años la renovación desde la dramaturgia. ¿Sigue siendo una herramienta útil?

Sí. Yo pienso que un buen proyecto de teatro se cimienta no sólo en ocurrencias, sino que se sostiene en un buen texto, en una buena concreción de la idea primordial. Un grupo no solamente piensa en cuestiones de imagen, de movimiento, de gestión; si nada más fuese de esta manera, y no tuviese un sustento, hacia dónde va, ¿no? Sí creo que el trabajo en dramaturgia, ya sea contemporánea, nuevas dramaturgias o tradicionales, pero un buen texto sí puede contener o sostener un buen proyecto.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)