Periodismo y teatro en Guadalajara

 


 
0
Posted septiembre 3, 2015 by Iván González Vega in MET2015
 
 

Y después del Encuentro MET, ¿qué?


Producir un centro de investigación sobre teatro. Inventar una Escuela del Espectador. Intervenir los planes de estudio de la única escuela privada de actuación de la ciudad que forma profesionales para el teatro. Y así por el estilo: el Encuentro MET efectuado en el marco de la Muestra Estatal de Teatro (MET) Jalisco 2015 convocó a poco más de 30 profesionales de las artes escénicas en Jalisco y algunos invitados de otras ciudades con la intención de proponer reflexión y debate sobre el estado del teatro en el estado, y los participantes, en mesas de discusión sobre preguntas específicas —qué hacemos, que querríamos mejorar—, sugirieron una serie de ideas que deberían convertirse en proyectos reales para 2015 y 2016.

¿Se cumplirán o no? Ésa no es la cuestión, opinan Olga Gutiérrez y Aristeo Mora, artistas locales y promotores del Encuentro MET 2015 y quienes, después de los cuatro días de trabajo de ese espacio de discusión, aseguran que la idea de la continuidad no tiene por qué ser el parámetro del éxito de este tipo de actividades.

En su opinión, el Encuentro MET hace visibles las redes de relaciones y diálogo que hay entre los creadores del teatro jalisciense y también las que no hay, y tan sólo iluminar esas conexiones es un logro que vale la pena desarrollar, con la velocidad o profundidad que amerite, para los próximos años.

En entrevista al finalizar los cuatro días del Encuentro MET, Mora y Gutiérrez anticipan que el foro tendrá, no obstante, al menos una edición posterior en 2016.

 

Hubo cuatro proyectos surgidos del Encuentro MET 2015. Después de las buenas intenciones expresadas en el foro, ¿cuál será la continuidad de estas ideas?

Aristeo: La plataforma en sí es una forma de continuidad. El Encuentro tiene una lógica de continuidad basada en que, más que la asuma una institución como la Secretaría de Cultura, ya está montada y se puede replicar muy fácilmente. Esta plataforma está inspirada en otras experiencias; una de ellas es el MOV-s, que hicimos en el Encuentro Nacional de Danza en 2014: allí hicimos un ensayo de un encuentro pero nacional, con creadores de todo el país; una preocupación era la continuidad, y la continuidad es tan simple como que Olga y yo lo replicamos acá, o que se haya replicado en San Luis (Potosí). En realidad depende de un deseo de resolver urgencias: esa continuidad no depende de una institución, sino de ocupar una posición, de resolver una necesidad o un deseo.

Olga: Este tipo de encuentros crea un contexto que también tiene que ver con que los participantes se van a confrontar con hacerse responsables: al encontrarme con otros, yo me hago responsable de lo que pienso y lo que imagino, pero también de lo que tú pensaste e imaginaste. “Tengo una responsabilidad conmigo y con mi compañero, con mi colega, con mi enemigo”. Ése sería el primer momento de continuidad que va a aparecer inmediatamente.

Aristeo: El segundo momento, que es importante decirlo, es que sí hay unas voluntades y unos deseos por continuar con esto, que no solamente aparecieron en ese lugar, sino en instituciones y personas. Gabriela Escatell (coordinadora de Teatro en la Secretaría de Cultura Jalisco) tiene la intención y la voluntad de darle continuidad al Encuentro y que forme parte de la Muestra Estatal el año que viene, que se pueda integrar en una ley, que cree una historia de la Muestra y sea operativo. Por otro lado es importante reconocer que Olga y yo estamos asumiendo la responsabilidad de llevar esto a diferentes estadías; la primera es la Muestra Nacional de Teatro.

 

En el supuesto de que se consolide un Encuentro para la Muestra Estatal de 2016, ¿ustedes participarían en ella?

Aristeo: Nosotros nos marcamos el objetivo de participar hasta el tercer encuentro, en marzo de 2016, para conformar otro grupo que asuma el diseño del posterior, seguramente con personas que ya estuvieron, porque ya conocen la metodología. Es, digamos, pasar la estafeta. (…) Es plantear una metodología, para que ésta se ocupe de que sí pase; crear una tecnología, un sistema que funcione. Yo creo que el sistema funciona; lo hemos visto. Un caso de éxito fue el Mov-s México, que devino en este Encuentro.

Cuando pensamos en continuidad siempre es la idea de éxito neoliberal de “más, y más, y más”. Lo digo porque yo sí estoy esperando el momento del fracaso, de que no se cumplen los proyectos hechos aquí, la gente se disgrega, Fulanito se pelea con Perenganito: pero eso es continuidad, eso le va a dar color al siguiente Encuentro».

 

¿Qué expectativas vieron en estos cuatro días para que siga por sus propios medios?

Aristeo: No sólo por sus propios medios, sino además con el apoyo de Gabriela Escatell, de la Secretaría de Cultura. Sí hay factores para asegurar la continuidad; no es una esperanza: es un diseño; tendría que haber una postura política importante para que no ocurra, pero el diseño está planteado. Es un sistema de negociación y actualización constante; eso es una diferencia muy importante con los sistemas estabilizados de un modelo como el neoliberal o el de competencias.

Olga: Incluso hay que pensar la continuidad en una situación en la que todo se detiene, en la que fracasa o nos frustramos. Cuando pensamos en continuidad siempre es la idea de éxito neoliberal de “más, y más, y más”. Lo digo porque yo sí estoy esperando el momento del fracaso, de que no se cumplen los proyectos hechos aquí, la gente se disgrega, Fulanito se pelea con Perenganito: pero eso es continuidad, eso le va a dar color al siguiente Encuentro. Quizá vamos a llegar con más expectativas, pero eso es continuidad. Por qué creemos que siempre la continuidad tiene que ser “hacemos los cuatro proyectos, y el próximo año hacemos una ley federal, y luego…”. La continuidad también son otras cosas.

 

¿Ven una red ya creada después de estos cuatro días de Encuentro?

Olga: Yo sí. Para mí fue ver un montón de colegas… en comparación con otros intentos en Guadalajara, tengo que decirlo, me sentí muy orgullosa de la red que somos, con todo lo que nos cuesta trabajo aceptar al otro, que le envidiamos que le dieron siete pesos más que a mí, sí hay un momento en que dices: “Somos una red”.

Aristeo: Lo que hicimos no fue crear una red: ya está la red, simplemente se creó un contexto para que se diera.

Olga: Nos dimos cuenta de que además estamos creando cosas bien interesantes. Yo escuchaba a mis colegas y decía: en Guadalajara estamos en un momento en el que estamos sembrando y movilizando un imaginario; ojo, no proyecto, sino un imaginario. Yo ya quiero ver el momento en el que nos empoderemos y digamos “estamos creando esto”, y sepamos que estamos gestionando ese imaginario.

Aristeo: Pero un imaginario de respeto a la diversidad, de redes extendidas; eso puede ser bellísimo. Y de hecho sería como mucho más amigable, para vivir juntos: no de competencia sino de reconocimiento de la labor del otro, de entender su importancia para mí y entender que puede ser opuesto a mis intereses, pero que existe y yo respeto que exista: sin la conciencia fascista de aniquilarlo, que es muy importante. Una red como ésta favorece que no nos aniquilemos. Lo bonito de ver cómo surge son propuestas como la de Luz Emilia Aguilar, Lourdes González y Mariana Gándara de crear, por ejemplo, un ciclo de reposición de obras de autores y directores que actualmente se consideran ellos mismos de una “vieja guardia”. ¿Qué pasa cuando un grupo de jóvenes deciden reponerlas para dialogar, para encontrarnos de nuevo? Ese tipo de imaginario, para mí, es una continuidad y un proyecto que te cagas, más allá de que luego tenga “éxito” el Encuentro.

 

Después de toda la euforia de los meses anteriores y estos cuatro días: ¿qué le faltó al Encuentro?

Aristeo: Yo no sé si le faltó, porque también eso es algo que cada uno decide: a mí me habría gustado encontrarme con más generaciones. Extraño mucho poderme encontrar con otros agentes que no he tenido la oportunidad de ver en encuentros, y puedo decir que me apetece mucho reconocer, porque me interesa mucho su discurso y saber de su experiencia; yo tengo 27 años y ellos tienen una experiencia que me podría ayudar un montón. Pero si ellos deciden no estar acá, esa ausencia… no creo que falte. (…) Hay circunstancias laborales, de tiempo, de programación.

Olga: Pensaría también que la ausencia de otros municipios de Jalisco. A mí me enriqueció mucho, y enriqueció mucho el Encuentro, la voz de Puerto Vallarta, de Lagos de Moreno; eran voces como: “Ah, no había pensado en eso”, “¡…y también…!”. Pero aún así me parece que la ausencia de más municipios es una presencia que tiene que ver con nuestra práctica del centro y la periferia.


Iván González Vega

 
Periodista en Guadalajara, México. Estudiante de actuación. Profesor de ciencias de la comunicación y periodismo.


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.